lunes, 29 de abril de 2013

CR7 o la ambición



Se nos llena la boca invocando al espíritu de Juanito (algún día se manifestará y nos mandará a la playa a coger habas, que él ya hizo lo suyo, dirá). Yo me uno a las voces que piden "once Juanitos" pero también pienso que tenemos un vivo muy vivo que, con sus tristezas y alegrías de muchacho salido del lodazal, da vida a un Madrí que nos alienta a nosotros.
Chulo, egocéntrico, egoísta, chupón, displicente, creído, hortera, mimado, guaperas, ególatra, mal compañero, bailarina, prepotente...Con estos adjetivos y muchos más (y de peor calado, claro) describen los plumillas y las bonitas melenas de la corte de la prensa deportiva a Cristiano Ronaldo. Y él ¿qué dice? Pues poco (salvo que es guapo, rico y buen jugador y que por eso le tienen envidia. Mucha mentira junta ¿verdad?) y que ya hablará este martes.
Eso es lo que yo estoy esperando, que hable este martes. Que este martes haga de su verbo goles.
Cristiano, a ti nos encomendamos, a ti suspiramos para salir de este valle en el que estamos metidos. Porque tú, con tu 7 a la espalda -bendito número- destilas madridismo, esto es: ambición por ganar (ni que fuera delito, oiga), ansia de gloria (¿qué haría Aquiles el Pélida -al que el bueno de Homero describió como el más hermoso y valiente guerrero, ansioso por pasar a la Historia- con quiénes acusan a este portento futbolístico de prepotente por querer pasar a la posteridad?) y chulería suficiente para salir con las manos metidas en los bolsillos con una displicencia propia del que gana casi sin querer.
Este martes el Sagrado Estadio y la gloria te aguardan, lo estás deseando -lo estamos deseando-, ayúdanos  a escribir tu nombre a fuego en el madridismo. Que sea tu ambición la que nos haga abrazar la victoria y que sea tu espíritu, tan vivo como tu gesto, el que haya que invocar de aquí a un  tiempo lejano. Te estamos esperando.

1 comentario:

  1. Desde Dormunt tiene el gesto torcido, ni una sonrisa. No digo más.

    ResponderEliminar